Madera

Ramas y Técnicas

Madera

La madera es una rama artesanal de gran impacto y trascendencia, pues es uno de los elementos más comunes de encontrar en la naturaleza. Material noble y amplio en su uso, es considerado por algunos incluso como un oficio religioso. Sus usos van de lo cotidiano a lo utilitario, tanto en la construcción como en las artes aplicadas. Se han encontrado vestigios de su utilización en todas las culturas y paralelos, desde estructuras construidas hasta esculturas de gran plasticidad y reconocimiento artístico. 

Dada su maleabilidad y firmeza, es posible usarla en los más diversos campos, logrando conseguir piezas de gran belleza y perfección. El trabajo de madera en México comprende una gran variedad de tradiciones, técnicas y materiales, que dan forma a diversos objetos, desde sillas, muebles y juguetes, hasta utensilios de cocina.

Taraceada

Es una técnica ancestral de origen oriental o sumerio, introducida al viejo continente a través del mundo helenístico. Posteriormente llegó a España por el mundo Árabe, de donde viene el nombre “taracea” a partir de la palabra árabe Tar’sia, que significa incrustación. 

Los materiales a incrustar pueden ser la concha, el marfil e inclusive algunas piedras preciosas. Sin embargo, lo más común son los diseños en madera, la cual debe tener un grosor de 5 pulgadas y calarse para incrustarle elementos en el hueco, jugando con los colores, texturas y contrastes, generando diseños geométricos o naturales. No se debe confundir el Taraceado con la Marquetería, que se trabaja de forma similar pero con madera de chapa.

Tanto en el municipio de Teocaltiche como en el de Jalostotitlán en Jalisco, se ha mantenido este oficio, gozando de gran aceptación por el público nacional e internacional, aunque desafortunadamente es una técnica en peligro de extinción en el estado. 

Talla en madera

Oficio ampliamente diseminado en todas las culturas y extractos a nivel mundial. Dentro de esta técnica encontramos grandes maestros que siempre han destacado por su talento y profesionalismo en el oficio, los cuales han llegado a formas sublimes y de gran aceptación atemporal.

Existen infinidad de formas y técnicas para desarrollar esta artesanía, sin embargo, la gran mayoría pasa por tres pasos indispensables: a) Desbastado, b) Modelado y c) Acabado. Con variantes, alteraciones, formas, mañas y otros secretos, pero estos son los tres pasos obligados a seguir.

Guadalajara y Tonalá son dos de las ciudades con gran tradición en la talla de madera en el estado de Jalisco, quienes gozan de gran reconocimiento y aceptación, logrando piezas de invaluable perfección.

Equipales

Los equipales son un diseño de muebles como sillas, bancas y mesas, aparentemente de origen prehispánico, realizados a partir de maderas de palo de rosa, palo dulce, rosa de panal, varas de Jaralo, fibra de mezcal, carrizo u otate combinadas con piel o cuero y los amarres se realizan con ixtle o cáñamo. 

La palabra equipal proviene del náhuatl icpalli, que significa asiento, utilizado comúnmente por autoridades de grupos étnicos, como por ejemplo el grupo Wixárika. Actualmente en Jalisco, en el poblado de Zacoalco de Torres, la economía la rige la elaboración de equipales, siendo esta la principal fuente de ingresos de la población y manteniendo de esta forma la tradición.                                                                     

Juguete

Este instrumento lúdico por naturaleza ha sido el deleite de niños y grandes en cualquier época de la humanidad. No solo se convierte en objeto de esparcimiento, sino que también es un elemento de enseñanza, comunicación y contacto con la naturaleza y la artesanía. El México prehispánico está lleno de ejemplos; al sumarse otros oficios durante la época del Virreinato, la gama de juguetes creció y ha sido famosa a nivel mundial por el ingenio, talento y maestría en su elaboración, así como por el folclor en sus colores. 

En el estado de Jalisco existen muchas personas que han dedicado gran parte de su vida a  la creación de este tipo de artesanía, además de los fabricantes de Teocaltiche, uno de los pocos municipios donde las comunidades aún elaboran baleros, trompos, yo-yos y churumbelas que, incluso, son exportados.